Inicio

Seguimiento ICPD y ODMs

UNFPA Sede

Estado de la Población

Publicaciones

Visitá nuestro canal en Youtube.

Noticias

Opinión de la elite uruguaya sobre situación demográfica y políticas de población

24 Mar 2010.
Estudio de Rumbos muestra que la situación demográfica es preocupante pero no logra instalarse como un problema de primer orden en la agenda pública


El Instituto Rumbos dio a conocer el libro “Liderazgos y políticas de población”, que ha contado con el apoyo de UNFPA, Fondo de Población de las Naciones Unidas. El estudio es el resultado de entrevistas en profundidad a setenta y siete líderes de opinión en diferentes áreas (gobierno nacional y departamental, dirigentes políticos e integrantes del Parlamento, sector empresarial y sindical, periodistas, instituciones educativas y representantes de organizaciones juveniles, culturales y de la sociedad civil). La Senadora Lucía Topolansky comentó el libro. También participaron Jaime Mezzera, Presidente de Rumbos y Susan McDade, Representante de UNFPA.

El documento tiene como objetivo conocer la visión de las elites uruguayas sobre la situación demográfica y las políticas de población existentes, así como determinar el nivel de atención y prioridad que les asignan. La investigación ha sido realizada por Jaime Mezzera, Pablo Mieres y Dardo Rodríguez.

Más de dos tercios de los entrevistados coincidieron en que los principales problemas demográficos de Uruguay son, en este orden, la emigración de jóvenes, el envejecimiento de la población y la baja natalidad, la migración interna, y la reproducción biológica en sectores de mayor vulnerabilidad.

Una parte importante de los entrevistados asocia la emigración a la crisis política y económica de los años setenta. Las preocupaciones se centran hoy en tres aspectos: el carácter estructural que ha adquirido el fenómeno, las características de los emigrantes (población joven y económicamente activa) y las consecuencias que el fenómeno tiene en la reproducción biológica de la sociedad y en los aspectos económicos. Sin embargo, los autores recuerdan que este proceso no se debe solo a cuestiones internas. Factores como las mayores facilidades para viajar, así como el interés por conocer lo que sucede en otras partes del mundo han sido significativos para acelerar este proceso de emigración de los y las jóvenes uruguayos/as.

La estructura de edades envejecida es el segundo problema más mencionado. En líneas generales, los participantes en el estudio explican el envejecimiento de la población como resultado de dos procesos experimentados tempranamente en el Uruguay en comparación con la mayoría de los países latinoamericanos: el de secularización y el de modernización.

En tercer lugar se mencionó el problema de la migración interna, considerado por su efecto más visible: la segmentación territorial de la población. Este fenómeno, a juicio de los entrevistados, tiene dos facetas. En el conjunto del territorio nacional se produce la concentración de la población en la franja costera (en especial en el área metropolitana de Montevideo y en Maldonado), unido al continuo proceso de vaciamiento de las áreas rurales. A escala local los entrevistados observan la segmentación socioterritorial de la población en las áreas urbanas, con el desarrollo de barrios de construcciones precarias y asentamientos con serios problemas de acceso a servicios.

Además, alrededor de un 40% de los entrevistados mencionó que uno de los principales problemas es que buena parte de la reproducción biológica de la población se concentra en los sectores más vulnerables.

Obstáculos y oportunidades para el avance en políticas de población

Estos fenómenos no son nuevos. En líneas generales se comparte la idea de que el país viene arrastrando estos problemas desde hace décadas, sin que se hayan tomado medidas significativas al respecto. Además alrededor de un tercio de los entrevistados afirmó que los temas demográficos no están priorizados en la agenda a pesar de la gran importancia que tienen para el país. Las elites nacionales reconocen que los principales interesados en estos temas son la academia y las organizaciones sociales, señal inequívoca de la debilidad que esta temática posee en la agenda pública. Por ello, los autores destacan la necesidad de la gestación de una política de Estado en este campo como uno de los primeros pasos a dar.

Prioridades de las políticas de población

El estudio recoge además las políticas que, de acuerdo a los entrevistados, pueden impactar en la realidad demográfica del país. El impulso de políticas sociales orientadas a sectores de menores recursos (especialmente los programas dirigidos a la infancia y el apoyo a la familia en la crianza de los hijos), el fortalecimiento de la educación, la generación de nuevas fuentes de trabajo o la construcción de un modelo de desarrollo nacional consensuado son políticas generales con impacto en la situación demográfica. También se señalaron prioridades que responden directamente a problemas demográficos, como son revertir la tendencia a la baja de la natalidad, evitar que continúe la emigración internacional, cambiar las distorsiones de distribución de la población en el territorio y promover la inmigración.

Volver al Proyecto

Documentos

>  
>  
ver PPS
style='display:none;'
Compartir