Inicio

Seguimiento ICPD y ODMs

UNFPA Sede

Estado de la Población

Publicaciones

Visitá nuestro canal en Youtube.

Noticias

UNFPA respalda técnicamente al Censo 2011

7 oct 2011.

En virtud de un conjunto de debates, opiniones y notas que se han estado generando en torno al CENSO 2011 en Uruguay, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, agencia especializada en procedimientos censales a nivel mundial, desea hacer llegar a la población algunas aclaraciones tendientes a respaldar técnicamente varios aspectos del proceso que se viene desarrollando.

El Fondo de Población ha venido acompañando el proceso de planificación y desarrollo del Censo 2011 y desea comunicar que el mismo se viene realizando de acuerdo a las normas y protocolos internacionales, tanto en lo referente al contenido de las preguntas como a los criterios para asegurar el manejo y la confidencialidad de la información (Ley 16.616, Capítulo IV sobre secreto estadístico).

Sobre la modalidad de relevamiento censal
Hay dos modalidades habituales para realizar el operativo censal: censos en un día (denominados censos de HECHO) y censos durante un período de tiempo (llamados censos de DERECHO).

La modalidad bajo la cual se están realizando los censos en el mundo viene cambiando. Los censos que antes se hacían durante un día están pasando a desarrollarse durante períodos de tiempo más prolongados.  Ya en la ronda de la década de los noventa, 11 países de América Latina habían utilizado la modalidad de derecho y 9 países censos de hecho. Para la ronda censal de la década 2010, 15 países de la región lo habrán hecho bajo la modalidad de derecho y apenas 5 harán censos de hecho. Hace dos semanas, Chile anunció que también decidió cambiar la modalidad de su censo (programado para 2012), el cual que ahora también será de derecho. Con este paso se suma al resto de los países de la OECD, ya que Chile era el único país de ese grupo que no había transitado hacia esta modalidad de relevamiento censal.

Básicamente un censo desea contabilizar sobre el territorio la cantidad de población según su lugar de residencia habitual y, es por ello que se amplía el interés por desarrollar y perfeccionar las modalidades de censos de derecho. Esta modalidad cobra mayor validez en la medida en que la movilidad interna e internacional de la población aumenta y asume nuevas modalidades. La información de la población por lugar de residencia resulta además básica para el desarrollo de marcos muestrales y de proyecciones de población.
 

Además de las ventajas conceptuales de los censos de derecho existen ventajas operativas: se requiere menor cantidad de censistas que además de bajar el costo económico del censo,[1] facilita el proceso de capacitación y supervisión del trabajo, mejorando por tanto el control de calidad de la información relevada. El menor número de censistas permite a su vez la incorporación de dispositivos electrónicos de captura de datos que aceleran enormemente los tiempos en que se tendrán los resultados y mejorando además el control de la calidad y consistencia de la información. 

Sobre el contenido del cuestionario
La elaboración del cuestionario censal constituye una etapa muy relevante del proceso censal y lejos está de responder a criterios arbitrarios.  En todo censo existe un conjunto básico de bloques temáticos cuyo esquema de relevamiento responde a criterios de comparabilidad temporal y comparabilidad entre países. En la fase de preparación del Censo 2011 Uruguay ha participado de todas las instancias internacionales apoyadas por Naciones Unidas donde se comparten las experiencias y se coordinan los contenidos para lograr la mayor comparabilidad de la información. 

Las diferentes preguntas que están presentes en el Censo 2011 buscan dar respuesta por un lado a los aspectos demográficos (niveles de fecundidad, de mortalidad, movilidad y migración) y por otro a las condiciones de vida de la población. En la operación censal suelen relevarse además las viviendas, el acceso a servicios básicos y otros elementos de la infraestructura urbana. En el caso del Censo 2011, se está realizando simultáneamente un censo de entorno urbanístico destinado a identificar elementos que más allá de la vivienda dan cuenta del equipamiento y de las necesidades de las zonas censadas.

Es oportuno destacar que para facilitar la recolección de las características de todos los integrantes de los hogares, es habitual preguntar el nombre de sus integrantes, se trata de una necesidad meramente operativa y  la información no forma parte de la base de datos final del censo. Es pertinente aclarar además, que en el caso de Uruguay -como en la mayoría de los países- no se pregunta el ingreso de las personas.

Calidad del censo y  período de tiempo
Para la evaluación de la calidad final de un censo la duración del relevamiento no es el criterio determinante de su calidad. Son dos los aspectos centrales a considerar: el nivel de cobertura (se debe poder evaluar si se alcanzó a toda la población) y la calidad de la información obtenida en las respuestas de la población. El período de relevamiento con el margen que se está realizando en Uruguay no afecta la calidad del operativo. El control de calidad del censo 2011 se realizará con una Encuesta de Cobertura censal  en la que se re-visitan los hogares y se controlan las respuestas.

Casos particulares, anécdotas y evaluación de la situación general
En todos los operativos censales surgen casos particulares algunos inocuos y otros sumamente graves: personas que temen lo que se les va a preguntar, personas que se enojan, personas que se ponen a conversar y cuentan historias interminables retrasan la labor del censista, censistas invitados a comer, censistas mordidos por perros, o incluso censistas asaltados o que sufrieron intentos de violación. En muchos países se sugiere que la gente no entre a los hogares -no por el temor de la población- sino por la propia seguridad del censista. 

La información que se tiene del seguimiento que el INE realiza del actual trabajo de campo censal permite asegurar que la población en general está respondiendo con normalidad, recibiendo sin problemas a los censistas y respondiendo sin conflicto alguno la totalidad de las preguntas. No es correcto evaluar la calidad general de un operativo censal por la existencia de algunos casos particulares no deseados, casos que todos los censos del mundo contienen.

Importancia del censo como un proyecto de país
Existe consenso en que los censos de población y vivienda son una  fuente fundamental de información que constituye el pilar del sistema de  estadísticas  nacionales.  Su realización periódica permite dar cuenta de la evolución demográfica y de las transformaciones so­ciales y económicas que vive el país en cada período inter censal y son insumos indispensables para el diseño de política pública para los gobiernos que se sucedan durante los siguientes 10 años.
Es por ello que el Fondo de Población desea subrayar que  los censos deben ser asumidos como proyectos nacionales  que en definitiva  proporcionan la información que todo país necesita para contribuir a mejorar la calidad de vida de su comunidad.







[1] Los censos en un día tienen altos costos asociados: por un lado el costo de declarar como feriado un día laborable (los censos no se realizan los fines de semana para favorecer que la gente no se traslade de su residencia). Por otro lado el costo de los censistas  (aún aunque no sean rentados). En el caso de Uruguay 1996 se otorgaron 5 días de licencia a los 80 mil censistas. Esto significó  el equivalente a 400 mil jornales, un  monto que supera ampliamente el pago (a destajo) sobre un conjunto menor de censistas.

Volver al Proyecto

Documentos

>Descarga de comunicado  
>  
>  
ver PPS
style='display:none;'
Compartir
Contáctenos  |  Otros sitios de Naciones Unidas  |  Términos y Condiciones
Copyright © 2007-2011